Publicado el Deja un comentario

Pastelería argentina premium: razones por las que debes conocer Santo Chocolate

Pastelería argentina premium - Santo Chocolate

Hace poco más de un año decidimos venir a Valencia con muchas expectativas y, sobre todo, con la ambición de traer con nosotros la mejor pastelería argentina.

Los argentinos somos conocidos en el mundo por múltiples hazañas; no es nuestra intención ponernos a enumerarlas ni mucho menos.

Simplemente decir que la pastelería argentina es un bien exportable muy requerido en todo el mundo: quien la haya probado alguna vez puede dar cuenta de ello.

 ¿Cuáles son los fundamentos de la pastelería argentina?

Una buena manera de reseñar la gastronomía de un lugar es destacar su geografía.

Por lo tanto, la ubicación en el mapa de la Argentina no es un dato menor a la hora de notar sus influencias externas.

Como en todos los aspectos de “la cocina” en cualquier parte del globo, las referencias y los influjos son múltiples.

En condiciones de alta heterogeneidad, la pastelería argentina no sólo es recomendable y solicitada, sino que también es muy federal.

Lo que tenemos dentro es importantísimo.

Podríamos mencionar pueblos o ciudades, que se encuentran a cientos de kilómetros entre sí, en medio de la montaña o a la orilla del mar… la gente le pone su impronta a lo que cocina y a lo que elige comer.

También existe una especie de mitología que le da contexto a cada creación y cubre con un halo de misterio y fascinación a la particularidad aportada por los platos tradicionales.

Argentina tiene 2,78 millones de km2 de superficie y poco más de 45 millones de habitantes.

A lo largo y a lo ancho del país, que contiene 24 jurisdicciones (23 provincias y un distrito federal que es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), existen infinitas maneras de interpretar la gastronomía.

¿Fundamentos de nuestra pastelería? Ser diferentes en cosillas que tal vez ya sientes que has probado, pero aportándole “un toque” especial.

Nos preocupamos con mucho celo de utilizar materias primas de alta gama.

Seguimos a pie juntillas las recetas que heredamos.

Ahora, las hemos modificado para lograr un sabor único.

En cada casa, alguien que sabe cocinar (y muchos comensales exigentes, ja)

Se sabe…

Quienes nacimos en suelo argentino, desde la más tierna infancia, disfrutamos de comer.

Comemos y bebemos mucho, especialmente en situación de reunión (ahora debemos mantenernos más lejos porque estamos en 2021 y seguimos atravesando la pandemia del Covid-19).

Esta pasión por la comida genera que cada casa tenga su chef.

Abuelos y abuelas, madres y padres, niños y niñas… alguien ha incursionado en el maravilloso mundo de la cocina y ha creado platos espectaculares.

Las redes sociales alimentan la pasión. 

Podemos subir nuestras recetas caseras, compartirlas y recibir feedback para mejorarlas.

¡Cada hogar es un puesto de comida al paso!

Y en cuanto a la pastelería argentina… ¿Cómo funciona en la familia?

Hacer con las propias manos y reconocer en el otro las virtudes

Así funciona.

Las familias identifican a su gastronómico favorito y le piden platos a menudo.

Pero eso no quiere decir que esa sea la única forma de disfrutar la gastronomía vernácula.

En nuestro ya amplio recorrido por el mundo de las elaboraciones artesanas de comida entendimos que, cuando hay pasión, se cocina “como en casa” (o como lo haría un ser querido).

Los encuentros se disfruta el doble.

Cuando hay amor en la preparación, se logra una conexión inexpugnable.

Por eso, desde que creamos Santo Chocolate nos propusimos mantener las formas tradicionales de “hacer la comida”.

Llamamos a la mesa a todas las personas que disfruten un plato como una experiencia, como una forma de comunicarse, un regalo o una caricia al alma.

Somos una panadería, pero también una heladería, una cafetería  y una pastelería argentina

Tenemos para ofrecer lo mejor de nuestro país, aquello por lo que nos enorgullecemos.

Algunas de nuestras creaciones más pedidas

De acuerdo con nuestras estadísticas, obtenidas desde lo más profundo de nuestras chocolatosas bases de datos, la tarta Bariloche es una de las preferidas por el público de Santo Chocolate.

Tarta Bariloche - Santo Chocolate

Bariloche es una ciudad ubicada entre bosques milenarios, montañas cubiertas de nieve y lagos cristalinos, en la provincia de Río Negro, Argentina.

Se trata de una postal de nuestra Patagonia. 

Fuente.

En segundo lugar vamos a presentar la tarta Rogel.

Tarta Rogel - Santo Chocolate

Un clásico de la pastelería argentina patentada por la vieja Ciudad de Buenos Aires.

Consiste en varias “láminas” -también llamadas “hojas” por algunos aficionados- de galleta crujiente.

La irregularidad de los trazos del bizcocho en conjunción con el más exquisito dulce de leche argentino, coronados por picos de merengue, hacen de este postre un indispensable de nuestra carta.

Por supuesto, no podía faltar en esta lista…

Chocotorta - Santo Chocolate

El postre número 1 de la pastelería argentina: ¡la Chocotorta!

Hace no mucho, nos enteramos que esta tarta fue elegida como ¡la más rica del mundo!

Creemos que esa noticia hizo mella en las preferencias de nuestros clientes.

Día tras día, se abalanzan sobre las exhibidoras para llevarse un pedacito de esta fantástica creación.

Para más información, dejamos este enlace.

¿No nos crees que fue elegida como la más sabrosa?

En el último escalón (pero no por eso menos importante) ubicamos a la nueva tarta Ferrero.

Hace tiempo venimos perfeccionando esta tarta para que sea la más chocolatosa de Valencia.

Sin demasiados rodeos, ¡es más chocolatosa que la “tarta Muerte”!

No mostramos fotos por una cuestión de solidaridad con la gente más impresionable…

Para ver más productos de pastelería argentina, ingresa aquí.

Publicado el Deja un comentario

Un repaso por las estadísticas de nuestra web y redes sociales

Estadísticas del sitio y redes sociales de Santo Chocolate

Las estadísticas nos ayudan a entender nuestra relación con la clientela.

Nos ayudan a mejorar en ese sentido y en nuestra forma de comunicar, en general.

Como bien te contamos cuando presentamos nuestra comunidad, en Santo Chocolate nos preocupamos por cómo interactúan con nosotros los clientes.

También, prestamos mucha atención a la evolución de nuestra relación.

La última vez que hablamos de estadísticas fue en noviembre, y nos referimos a los números de octubre.

Sí, de 2020.

El año de la pandemia.

Mucha gente confinada interactuando con nuestros contenidos, conociéndonos mutuamente, comprando por primera vez y sumándose a la comunidad que construimos celosamente.

Estadísticas del sitio

Vamos a tomar un período bastante amplio de 5 meses (nos tomamos un tiempito para el análisis).

En general, más de 7400 personas visitaron nuestra web o vieron un enlace relacionado a ella.

¡Es un montón y nos encanta!

Igualmente, si bien es un número que sorprende, poco más del 20% de esas personas interactuaron con nuestro contenido.

Nos buscaron muchísimo en Google: más de 13400 personas solicitaron saber más sobre Santo Chocolate.

Cómo llegar, cuál es el menú, cuáles son nuestros horarios de atención y las medidas que tomamos para la prevención de COVID…

Muchas preguntas que se responden en nuestras plataformas.

La gente quiere saber sobre nuestras tartas y cómo las preparamos, si son artesanales o si hacemos envíos a domicilio.

Tratamos de responder todas esas cuestiones y nos alegra saber que las buenas acciones tienen difusión y repercusión.

Tendencia en redes sociales

Hicimos algunos anuncios pagos en estos meses que pasaron: son necesarios para alcanzar una potencia que el mensaje orgánico no tiene por más bien que esté diseñado.

Gracias a la publicidad en Facebook e Instagram, llegamos a casi 127000 personas.

Por supuesto que la interacción es diversa: muchos nos ven y no frenan si siquiera a mirar una foto.

Pero la gente que nos busca, nos encuentra y vuelve porque nuestros productos son garantía de calidad.

Tendencias de redes sociales - Santo Chocolate - Noviembre 2020 a Marzo 2021
Noviembre 2020 a Marzo 2021

Contenido que publicamos para ser relevantes

(Ser relevantes: transmitir ganas de seguir nuestras actualizaciones, que sientas que aportamos algo a tu cotidianeidad, además de sabrosas creaciones).

Una tímida definición de lo que significa para nosotros que nos sigas y nos des likes en redes.

El marketing en redes sociales es voraz.

Nos exigimos a estar siempre en boca de todos, pero no queremos negociar la calidad de lo que publicamos.

Notarás que hay semanas enteras que nos tomamos (y te damos) un respiro.

Preferimos esa “ausencia” para volver más creativos.

Compartimos fotos de nuestros productos artesanos, respondemos reseñas y mensajes en todas las plataformas, vendemos online y presumimos de ese gran servicio.

También “nos subimos” a las acciones comerciales de fechas claves y presentamos muchas ideas y proyectos propios, con gran ambición:

  • Acciones especiales para Navidad,
  • Campaña publicitaria de San Valentín,
  • Presentación del servicio de gift cards o tarjetas de regalo,
  • Actualización de la carta y los menús,
  • Desarrollo constante en la web, sobre todo en el apartado de la tienda.

Estadísticas traducidas a personas: un detalle sobre el público

El total de seguidores y seguidoras nos pone muy orgullosos de lo mucho que supimos cultivar nuestra relación.

Hicimos muchos sorteos y quienes se dediquen al community managment deben saber que es una acción que deja más vacíos que ganancias (en cuanto al público).

Sin embargo, gracias a nuestros encantos, logramos retener a gran parte de los visitantes esporádicos.

Estos son nuestros números desde que comenzamos esta aventura gastronómica:

Público de Santo Chocolate - Noviembre 2020 a Marzo 2021
Público de Santo Chocolate – Noviembre 2020 a Marzo 2021

Nada mal, ¿no?

Bueno, a modo de despedida, unas formalidades para aumentar el número de seguidores y la pertenencia a nuestra comunidad.

¡Muchas gracias por leer!

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Súmate a la comunidad: síguenos en Facebook e Instagram

Publicado el 2 comentarios

Tarjetas de regalo: haz muy feliz a ese alguien especial.

Gift cards en Santo Chocolate

Las tarjetas de regalo son una opción muy popular, práctica y original.

Ahora puedes hacer un presente para una persona especial o incluso para ti [email protected]

Es un servicio exclusivo que, por el momento, sólo ofrecemos por esta vía, para cualquier persona que quiera comprar en nuestra tienda online.

Con nuestras tarjetas de regalo podrás enviar a cualquier persona (que posea correo electrónico) un monto de descuento prestablecido o uno que tú puedes determinar.

Quien la reciba puede elegir cualquier producto del sitio: tartas, alfajores, desayunos, brunch… ¡y mucho más!

¿Cómo funciona el sistema de nuestras tarjetas de regalo?

  • Elige el monto que quieras regalar (incluso puedes ingresar uno que se adapte a tu presupuesto),
  • Le das al botón comprar,
  • Ingresas tus datos y los de la persona que recibirá el regalo,
  • Sigues con la información de tu tarjeta de crédito…

¡Listo!

El o la afortunada recibirá un mail con tu gift card, que viene con un código de cupón.

Asimismo, a ti te llegará un mail confirmando el envío y el cobro exitoso de tu tarjeta de regalo.

¿Cómo hace la persona para “canjear” ese descuento?

Es súper fácil.

Sólo tiene que ingresar a nuestra tienda online, seleccionar el producto que quiera comprar.

Al momento de finalizar la compra, justo debajo de la opción de envío, podrá ingresar su cupón en el apartado “tarjeta de regalo”.

¡Acabas de regalar mucha felicidad!

¡Compra aquí tu gift card!

Duración y modo de uso

¿Cuánto duran las gift cards?

Antes… teníamos este sistema:

Desde 5 euros hasta 20 euros inclusive, se pueden usar por 1 mes desde la compra.

Las de 50 y 100 euros tienen 90 días hasta su vencimiento.

Y las de 150 para arriba… ¡6 meses de vigencia!

Si prefieres elegir un monto (con un mínimo de 5 euros), tu descuento tendrá una vigencia de 3 meses.

¡Y AHORA NINGUNA GIFT CARD TIEN FECHA DE EXPIRACIÓN!

Las tarjetas de regalo se pueden utilizar en más de una compra: a medida que se vaya usando, podrán ver el saldo restante para usar en futuras compras.

Nuestras tarjetas de regalo están disponibles en el menú principal de esta web.

Publicado el Deja un comentario

Panettone de Navidad, el regalo más dulce y esperado

Panettones - Santo chocolate

El panettone ha salido del horno.

Son 48 horas de trabajo arduo, siempre artesano.

Las preguntas no se hacen esperar: ¿Cómo lo elaboramos? ¿Cuánto tiempo lo cocinamos? ¿Qué cantidad es la indicada para comer sin que nos duela la panza?

Es decir… dudas de todo tipo.

Pero hoy hablaremos del por qué este es el año del panettone.

Hay muchas leyendas que relatan el origen del panettone.

En Argentina, acostumbramos preparar, comprar y/o comer “pan dulce”.

Puede conseguirse en diversas presentaciones, aunque la más popular es la que incluye fruta abrillantada.

Para un público más “complicado”, el pan dulce fue virando hacia… chips de chocolateglaseadosfrutos secos, y muchos etcéteras.

¿Intriga? Compartimos una receta muy linda del clásico pan dulce argentino de la mano de Paulina Cocina.

Historia no oficial del panettone

Según algunas leyendas tenemos que ubicarnos cerca de 1490.

¡Muy lejos!

Un joven aristócrata llamado Ughetto Atellani de Futi se enamoró de la hija de un pastelero de Milán, y así comienzan todas las historias gastronómicas que nos gustan…

Para demostrarle su amor se hizo pasar por aprendiz de pastelero.

Panettone entero con nueces y dulce de leche - Santo chocolate
Panettone entero con nueces y dulce de leche

Inventó un pan azucarado con forma de cúpula.

La base tenía frutas confitadas y el aroma era de limón y naranja.

Los milaneses empezaron a acudir en masa a la pastelería a pedir el “pan de Toni“.

¡Ajá! ¿Quién era Toni? El ayudante de Ughetto.

A Toni le debemos este fabuloso nombre comercial.

Sobre la “polémica” foto que subimos a nuestro Instagram…

Ja, no te asustes, sólo estamos ensayando nuestra capacidad de click bait.

Panettone para Navidad en Santo chocolate
¡Colgamos los panettones!

Te preguntarás por qué colgamos los panettones hacia abajo al momento de cocinarlos.

La realidad es que tenemos mucha faena… ¡pero no nos hemos vuelto locos aún!

La razón es que los panettones artesanales no poseen agregados que los hagan muy “resistentes”.

Al colgarlos hacia abajo cuando aún están calientes, mantienen su forma, no se hunden en el centro y la miga resulta suave y con ese efecto hilado, típico de este producto.

Según otra leyenda, probablemente más conocida, el panettone nació en la corte de Ludovico El Moro, señor de Milán desde 1494 hasta 1500, en la Nochebuena.

Siempre estamos ubicados en Italia, ¿verdad?

Bien. Aparentemente, el Duque celebró la Navidad con una gran cena llena de deliciosos platos y para culminar había un gran postre que, al momento de sacarlo del horno… se había quemado.

¿Te traemos malos recuerdos?

No importa, espera al desenlace: un lavaplatos llamado Antonio había pensado utilizar las sobras de los ingredientes para amasar un pan dulce y llevárselo a casa.

Dada la situación, el joven Antonio con una gran empatía y preocupación le propuso al cocinero servir su pan como postre.

Era un pan dulce muy bien subido, lleno de fruta confitada y mantequilla que fue llevado inmediatamente al Duque.

El inusual postre tuvo un enorme éxito.

Ludovico preguntó al cocinero quién lo había preparado porque parece que sospechaba que algo raro había pasado… o bien esto es funcional a la historia.

Vamos a decir que, con mucha generosidad, el cocinero le presentó al Duque al joven Antonio, quien confesó que ese postre todavía no tenía nombre.

El señor, entonces, decidió llamarlo “Pane de Toni”, que con los siglos se convertiría en nuestro panettone.

¡Compra tu panettone para estas fiestas!

Actualmente trabajamos con tres variedades que pueden ser el postre ideal para tu mesa navideña:

  • Dulce de leche y nueces,
  • Naranja y chocolate,
  • Tres chocolates.
Panettone 3 chocolates en Santo chocolatePanettone de naranja con chocolate - Santo chocolate
¿Cuál eliges? De la izquierda, 3 chocolates; de la derecha, naranja y chocolate.