Publicado el Deja un comentario

¿Cómo decidimos mudarnos a España?

Valencia, España - Santo chocolate - Cómo decidimos mudarnos desde Argentina a Valencia

Si de algo tienen que estar seguros, es de que no fue una decisión sencilla.

En Argentina teníamos un negocio próspero, lazos familiares y de amistad, además de todo el “circuito social” aceitado y en funcionamiento.

15 años de trabajo ininterrumpido, lleno de buenas experiencias y aprendizajes.

Y, de repente, “tocamos el techo” en lo profesional.

Siempre nos gustaron los desafíos.

La diferencia estre ser y estar

Todo marchaba a pedir de boca: nuestros productos eran un “must” en la mesa familiar del domingo, las colaboradoras de la empresa conocían el credo al dedillo, los proveedores se movían al ritmo de nuestra agenda…

Persona preparando un café arte latte con amor - Santo Chocolate
Café latte – Arte latte en Santo Chocolate – Valencia, España

A veces, el éxito trae aparejada una actitud difícil de dominar.

Querer superarse constantemente puede tener un costo alto (económico, mental y hasta físico).

Entonces, navegábamos entre los caudalosos ríos del estar y el ser.

Por un lado, sabíamos que nada extraño iba a suceder si manteníamos los estándares aplicados hasta el momento de tomar la decisión de irnos.

Pero… ¿qué quedaría en el camino?

¿Quién nos devolvería el tiempo y, sobre todo, la calidad de vida?

Ser, en este caso, representaba la aventura.

La disrupción de una rutina muy favorable, en algunos sentidos.

Cuando las ganas de vivir se ven erosionadas por el cansancio, por el compás implacable del minutero… el día se hacía insostenible.

Planificar un viaje también es traumático

Dejar todo atrás.

Material y simbólicamente.

Comenzar desde cero… otra vez.

Desde conseguir una escuela para nuestras hijas como conocer al nuevo vendedor de harina, España nos esperaba con una serie de obstáculos propios del inmigrante.

Café Illy en Santo chocolate, Valencia - Ven a disfrutar de una taza de café Illy en el exclusivo salón de Santo chocolate, en Av. de Baleares 26, Valencia; gracias a la foto de Ardalan hamedani en Unsplash
Ven a disfrutar de una taza de café Illy en el exclusivo salón de Santo chocolate, en Av. de Baleares 26, Valencia; gracias a la foto de Ardalan hamedani en Unsplash

Deberíamos agradecer que vivimos en la era de la tecnología, aunque nuestros cerebros estén configurados para atesorar las cosas analógicas.

Internet facilita muchas cosas, pero… ¿de verdad? ¿Una pandemia, justo ahora?

Sí, apenas cuatro meses después de asentarnos en Valencia, con la cabeza puesta en arrancar un negocio que prospere y brindar un producto que se destaque, llegó el coronavirus.

Esta vez, la dificultad es global.

En este link, podrás encontrar más información directamente de la página oficial de la Organización Mundial de la Salud.

España: volver a las raíces

El hecho de tener ciudadanía italiana nos impulsó a pensar en Europa para radicarnos.

España siempre nos sedujo por el parecido con nuestra idiosincrasia.

Después de recorrer algunas ciudades como Madrid y regiones como Andalucía, Valencia nos enamoró.

También tomaron parte montones de amigos, amigas y conocidos que nos brindaron consejos de corazón.

Sin ellos nada hubiera sido lo mismo así que, ¡venga!, si están leyendo ahora mismo sepan que los queremos mogollón.

Y aquí estamos, a punto de inaugurar un nuevo local, atravesando nuevas y desconocidas tormentas, ¡incluso con una tienda online!

Estamos ansiosos, orgullosos, expectantes… Un poco asustados, pero shhh…


Imagen de portada de Ebi Fleck en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.