Publicado el Deja un comentario

Panettone de Navidad, el regalo más dulce y esperado

Panettones - Santo chocolate

El panettone ha salido del horno.

Son 48 horas de trabajo arduo, siempre artesano.

Las preguntas no se hacen esperar: ¿Cómo lo elaboramos? ¿Cuánto tiempo lo cocinamos? ¿Qué cantidad es la indicada para comer sin que nos duela la panza?

Es decir… dudas de todo tipo.

Pero hoy hablaremos del por qué este es el año del panettone.

Hay muchas leyendas que relatan el origen del panettone.

En Argentina, acostumbramos preparar, comprar y/o comer “pan dulce”.

Puede conseguirse en diversas presentaciones, aunque la más popular es la que incluye fruta abrillantada.

Para un público más “complicado”, el pan dulce fue virando hacia… chips de chocolateglaseadosfrutos secos, y muchos etcéteras.

¿Intriga? Compartimos una receta muy linda del clásico pan dulce argentino de la mano de Paulina Cocina.

Historia no oficial del panettone

Según algunas leyendas tenemos que ubicarnos cerca de 1490.

¡Muy lejos!

Un joven aristócrata llamado Ughetto Atellani de Futi se enamoró de la hija de un pastelero de Milán, y así comienzan todas las historias gastronómicas que nos gustan…

Para demostrarle su amor se hizo pasar por aprendiz de pastelero.

Panettone entero con nueces y dulce de leche - Santo chocolate
Panettone entero con nueces y dulce de leche

Inventó un pan azucarado con forma de cúpula.

La base tenía frutas confitadas y el aroma era de limón y naranja.

Los milaneses empezaron a acudir en masa a la pastelería a pedir el “pan de Toni“.

¡Ajá! ¿Quién era Toni? El ayudante de Ughetto.

A Toni le debemos este fabuloso nombre comercial.

Sobre la “polémica” foto que subimos a nuestro Instagram…

Ja, no te asustes, sólo estamos ensayando nuestra capacidad de click bait.

Panettone para Navidad en Santo chocolate
¡Colgamos los panettones!

Te preguntarás por qué colgamos los panettones hacia abajo al momento de cocinarlos.

La realidad es que tenemos mucha faena… ¡pero no nos hemos vuelto locos aún!

La razón es que los panettones artesanales no poseen agregados que los hagan muy “resistentes”.

Al colgarlos hacia abajo cuando aún están calientes, mantienen su forma, no se hunden en el centro y la miga resulta suave y con ese efecto hilado, típico de este producto.

Según otra leyenda, probablemente más conocida, el panettone nació en la corte de Ludovico El Moro, señor de Milán desde 1494 hasta 1500, en la Nochebuena.

Siempre estamos ubicados en Italia, ¿verdad?

Bien. Aparentemente, el Duque celebró la Navidad con una gran cena llena de deliciosos platos y para culminar había un gran postre que, al momento de sacarlo del horno… se había quemado.

¿Te traemos malos recuerdos?

No importa, espera al desenlace: un lavaplatos llamado Antonio había pensado utilizar las sobras de los ingredientes para amasar un pan dulce y llevárselo a casa.

Dada la situación, el joven Antonio con una gran empatía y preocupación le propuso al cocinero servir su pan como postre.

Era un pan dulce muy bien subido, lleno de fruta confitada y mantequilla que fue llevado inmediatamente al Duque.

El inusual postre tuvo un enorme éxito.

Ludovico preguntó al cocinero quién lo había preparado porque parece que sospechaba que algo raro había pasado… o bien esto es funcional a la historia.

Vamos a decir que, con mucha generosidad, el cocinero le presentó al Duque al joven Antonio, quien confesó que ese postre todavía no tenía nombre.

El señor, entonces, decidió llamarlo “Pane de Toni”, que con los siglos se convertiría en nuestro panettone.

¡Compra tu panettone para estas fiestas!

Actualmente trabajamos con tres variedades que pueden ser el postre ideal para tu mesa navideña:

  • Dulce de leche y nueces,
  • Naranja y chocolate,
  • Tres chocolates.
Panettone 3 chocolates en Santo chocolatePanettone de naranja con chocolate - Santo chocolate
¿Cuál eliges? De la izquierda, 3 chocolates; de la derecha, naranja y chocolate.